Mucha gente piensa en realizarse un implante dental en Pontevedra por distintos motivos, pero desde nuestro blog te damos a conocer cómo cuidaban su salud dental los antiguos, mucho antes de que esta tecnología apareciese.

Los que sabemos las ventajas de colocar un implante dental en Pontevedra te contamos que los cepillos de plástico que todos conocemos provienen de los años 30. Es decir, hace dos días prácticamente. Lo que antes se utilizaba eran ramas para masticar (la mejor tienda era entonces la naturaleza). Mordiéndolas, mantenían los dientes fuertes e incluso evitaban el mal olor. De esto tenemos constancia de ser utilizado ya por griegos, egipcios y romanos. De hecho, parece que les funcionaba, ya que en muchas excavaciones se han encontrado dentaduras en óptimo estado. También se dice que utilizaban a menudo su propia orina para blanquear los dientes, pero mejor no indaguemos en eso.

Con todo, el primer cepillo del que se tiene constancia podría ser invento de un emperador chino en 1498, el cual aplicó cerdas de cerdo (valga la redundancia) en un mango de hueso. Esta costumbre sería después importada a occidente por los mercaderes. Más tarde, los propios europeos prefirieron los pelos de caballo a los de cerdo.

El cepillo como hoy lo conocemos fue un invento del siglo XVII, pero al ser de marfil y de cerdas naturales, solo se lo podían permitir unos pocos hasta la llegada del cepillo de plástico que decíamos al principio. Así hasta nuestros días. Hemos de aprovechar todos los avances de los que disponemos para cuidar nuestra boca sencillamente porque podemos. Si en la antigüedad la higiene bucal estaba tan presente, ¿por qué no ahora?

Desde Clínica Villaverde contamos con las mejores tecnologías para tu dentadura y con los mejores profesionales. Esperamos que te haya gustado esta pequeña historia y no dudes en visitar nuestra página web o llamarnos para más información.