Cuando hablamos acerca de un implante dental en Pontevedra es importante que estés al corriente de la importancia que tiene la higiene bucodental ya desde la infancia. Esta higiene debe ser un hábito ya en los más pequeños.

Los que conocemos los motivos por los que poner un implante dental en Pontevedra sabemos que muchas personas se ocupan de la higiene dental de sus hijos a partir de que estos son capaces de manejar el cepillo de dientes. Sin embargo, esto no debe ser así. Es básico que te ocupes de la higiene oral de tu bebé desde antes, incluso, de que le salga el primer diente.

Lo normal es que le limpies la boca después de que tome el pecho o el biberón. Así, retirarás los posibles restos de leche y evitarás que fermente. Debes hacerlo, como mínimo, una vez al día. Lo ideal es que lo hagas por la noche.

Para ello lo que tienes que hacer es introducir limpio el dedo índice, recorriendo con movimientos circulares y suaves toda la superficie de las encías, el interior de las mejillas, las caras laterales, la lengua y el paladar.

Del mismo modo, puedes envolver tu dedo con una gasa humedecida con agua para que no se produzca una erosión en las mucosas. Retira lo que te sea posible sin profundizar mucho y hasta donde tu bebé admita o necesite. En un corto espacio de tiempo se acostumbrará y será mucho más fácil hacerlo.

En el caso de la lactancia materna, al principio no tendrás que retirar mucho, dado que si tu bebé succiona bien la leche irá directa desde el pezón hasta su garganta. No obstante, conforme el pequeño crece, la distancia entre la garganta y el pezón va disminuyendo y será más normal que haya en la boca restos de leche.

En Clínica Villaverde estamos siempre a tu disposición para resolverte cualquier duda.