Cada vez más personas tienen un implante dental en Pontevedra y es que esta es la mejor manera de salvar un diente después de que una caries haya atacado el nervio y lo haya destruido. Para conseguirlo, se introduce un nuevo nervio artificial, que mantiene el diente natural alrededor del mismo. Es una práctica tan habitual que se ha creado una disciplina completa alrededor llamada implantología dental y es una de las especialidades más seguidas en la odontología junto con la ortodoncia.

En Pontevedra, los mejores especialistas se encuentran en la Clínica Villaverde así que este es el mejor lugar al que acudir si necesitamos una de estas soluciones bucodentales. Hay que tener en cuenta que según el material del implante existen dos fórmulas diferentes de integración del mismo. La primera de ellas se llama osteointegración y se realiza cuando el material es titanio o una aleación de titanio y aluminio o de titanio y vanadio.

Alrededor de esta parte del implante dental en Pontevedra que integra el hueso con el resto de la dentadura se coloca un recubrimiento de material cerámico que puede ser de hidroxiapatita, de dióxido de zirconio, de dióxido de zirconio estabilizado con itrio o de óxido de aluminio monocristalino. Esto ayuda a que se produzca la biointegración, un proceso que se produce de forma química en lugar de mecánica como ocurre con la osteointegración. De esta forma se vuelve a tener un diente totalmente útil y en perfectas condiciones de forma fácil tras acudir a la consulta del dentista.