El implante dental en Pontevedra es una de las mejores soluciones que pone a nuestra disposición la odontología para las personas que han perdido uno o varios dientes. Ya hemos hablado de sus muchas ventajas con anterioridad, tales como su firmeza, resistencia, durabilidad y apariencia, pero hoy vamos a repasar los distintos tipos de implantes dentales que existen en la actualidad.

No todos los implantes que colocamos en la Clínica Villaverde son iguales, sino que básicamente se clasifican en yuxta-óseos (también llamados subperiósticos) y endo-óseos. Estos últimos son los más utilizados en las clínicas dentales y se caracterizan porque se colocan quirúrgicamente en los huesos maxilares o en el hueso de la mandíbula, para posteriormente, cuando el implante ya se encuentra listo y la osteointegración ha concluido, se procede a colocar la prótesis o corona para darle el aspecto de diente.

Dentro del implante dental en Pontevedra de tipo endo-óseo, existen además varias formas. En primer lugar, el cilíndrico, que tiene unas pequeñas perforaciones para que el hueso pueda desarrollarse en su interior y así quedar firmemente colocado; el implante de tornillo o roscado, que es el más usado y está elaborado con un metal biocompatible, normalmente titanio; y por último, los implantes en láminas, que no son recomendados cuando se trata de una pérdida total de diente.

Por su parte, los implantes yuxta-óseos se caracterizan por tener un marco de metal que se fija en el hueso de la mandíbula justo por debajo del tejido de las encías, siendo recomendable cuando el paciente no puede usar la dentaduras convencional o tiene poca altura ósea mínima para utilizar un implante endo-óseo.